Limpiar-correctamente-el-lavavajillas

Cómo limpiar correctamente el lavavajillas

Uno de los electrodomésticos indispensables en cualquier cocina moderna, es el lavavajillas. Nos facilita enormemente la tarea de lavar los platos, vasos, ollas y cubiertos, ahorrándonos una gran cantidad de tiempo y esfuerzo.

Sin embargo, como cualquier aparato, el lavavajillas requiere de un mantenimiento y limpieza adecuados para funcionar correctamente durante años. De lo contrario, podemos encontrar problemas como platos sucios o con residuos, malos olores, averías, acumulación de sarro, entre otros inconvenientes.

Formas de limpiar correctamente el lavavajillas

Realizar una rutina periódica de limpieza a nuestro lavavajillas es fundamental para disfrutar de sus beneficios durante más tiempo. Existen diferentes partes y componentes que necesitan ser limpiados con regularidad. Aprender unos sencillos tips de mantenimiento hará una gran diferencia en el desempeño del equipo.

Rutina-periodica-de-limpieza
En este artículo exploraremos las mejores formas de limpiar a profundidad el lavavajillas, tanto en su parte exterior como interior. Veremos consejos para desincrustar suciedad, eliminar malos olores, desbloquear tuberías, revisar filtros y más.

Además, algunos trucos caseros y productos específicos que nos ayudarán en esta importante tarea. ¡Comencemos!

Limpieza exterior

Es importante dedicarle unos minutos semanales a limpiar el exterior del lavavajillas. Esto mantendrá su apariencia como nueva y evitará la acumulación de grasa y suciedad con el uso.

Lo primero es pasar un paño húmedo con un poco de detergente líquido para platos por toda la puerta frontal del lavavajillas. Hay que asegurarse de limpiar bien las manijas y el panel de control, frotando suavemente para eliminar huellas dactilares y salpicaduras.

También se debe prestar especial atención a la junta de goma alrededor de la puerta, pasando un paño por toda su superficie. Los restos de comida suelen acumularse en esta zona, por lo que se recomienda limpiarla con un cepillo de cerdas suaves y un poco de jabón neutro para eliminar toda la suciedad.

Ocasionalmente, se puede aplicar un limpiador específico para electrodomésticos de acero inoxidable en el exterior del lavavajillas con un paño suave. Esto devolverá el brillo y ayudará a proteger las superficies de corrosión y abrasión.

Nunca debemos utilizar materiales abrasivos ni cepillos duros al limpiar el exterior, ya que puede dañar el acabado. Con productos adecuados y un paño suave es suficiente para tener la parte externa del lavavajillas como nueva.

Filtros

Los filtros del lavavajillas cumplen la importante función de atrapar partículas de comida y residuos, evitando que lleguen a las tuberías. Con el uso continuo, los filtros se van saturando y van perdiendo eficacia, por lo que requieren de una limpieza regular.

Es recomendable revisar y limpiar a fondo los filtros cada 2 o 3 meses. Lo primero es retirar el filtro superior e inferior y lavarlos bien bajo el chorro de agua corriente. Esto eliminará los residuos sueltos.

Luego se deben sumergir los filtros en un recipiente con agua templada y unas gotas de detergente líquido para platos. Se dejan remojar al menos 20 minutos para que el detergente actúe sobre la suciedad incrustada. Pasado este tiempo, se enjuagan muy bien los filtros con abundante agua.

Si notamos que aún hay suciedad adherida, podemos usar un cepillo de cerdas finas para restregar el filtro suavemente. Hay que tener cuidado de no doblar el filtro ni estropear la malla durante el cepillado.

Una vez eliminados todos los residuos, se vuelven a colocar los filtros en su sitio correspondiente dentro del lavavajillas. Quedarán como nuevos y listos para seguir atrapando la suciedad.

Brazos rociadores

Otra parte importante para limpiar son los brazos rociadores. Estos se encargan de esparcir el agua por todo el interior del lavavajillas. Con el tiempo se acumula suciedad y residuos que obstruyen los orificios de salida del agua.

Para limpiar los brazos rociadores se recomienda usar un cepillo de dientes viejo. Se deben cepillar suavemente todos los orificios bajo el chorro de agua. Esto despejará cualquier obstrucción y mejorará el desempeño de limpieza.

Interior de la máquina

El interior del lavavajillas también necesita una limpieza periódica. Con el uso, se adhieren manchas y suciedad en las paredes internas y la bandeja colectora. Esto provoca malos olores y afecta la eficiencia de lavado.

Se recomienda hacer una limpieza profunda interna cada 2 o 3 meses. Se puede usar un limpiador específico para lavavajillas. También sirve hacer una lavada en vacío con 2 tazas de vinagre blanco. Esto ayudará a disolver sarro y grasa acumulada.

Junta de la puerta

La junta de goma de la puerta del lavavajillas es una zona propicia para acumulación de moho y bacterias. Mantenerla limpia evitará la formación de estos microorganismos y los malos olores asociados.

Es buena idea limpiar la junta de la puerta luego de cada lavada. Se puede usar un paño con una solución mitad vinagre y mitad agua. También se puede aplicar bicarbonato de sodio como limpiador y desodorante natural.

Descalcificador

El lavavajillas tiene un descalcificador que evita la formación de sarro en tuberías y componentes internos. Este requiere recargas periódicas de sal especial para que funcione correctamente.

Es importante revisar el nivel de sal del descalcificador cada 3 o 4 semanas. Si está bajo, se debe rellenar con sal para lavavajillas. Esto mantendrá un óptimo funcionamiento y prolongará la vida del equipo.

Descalcificador

Secado con toallas

Cuando termina el ciclo de lavado, es buena idea abrir parcialmente la puerta del lavavajillas para permitir que circule el aire. Así se acelera el secado de los platos y vasos.

También se puede mejorar el secado usando toallas de tela absorbente. Luego de terminar el ciclo, se retiran con cuidado los platos y se secan individualmente con la toalla. Esto evita las manchas de agua y mejora el brillo.

Mantener limpio el lavavajillas requiere dedicarle unos minutos semanalmente. Con una rutina básica de limpieza y estas recomendaciones periódicas, el lavavajillas funcionará como nuevo por años. Vale la pena invertir ese tiempo considerando el gran beneficio que brinda este electrodoméstico en la cocina.